Finca Quebrada Seca

Finca Quebrada Seca se encuentra ubicada en aldea Tituque, Olopa; a una distancia aproximada de 2.5 kilómetros de la cabecera municipal.

Historia

Sus inicios remontan en los años cincuenta, en donde inicialmente se contaba con una extensión de 11 manzanas adquiridas por Don Ismael Ramos, quién lo obtuviera por compra que le realizó a su padre Esteban Ramos. El origen del nombre viene de una pequeña quebrada que fluía por la finca, la cual con el paso del tiempo ha ido disminuyendo su caudal de manera considerable, hasta el punto de sólo correr agua por ella en tiempo de invierno.

Dentro de la finca se tenían un área conocida como “El Chatún”, de 5 manzanas en donde se sembraba maíz, iniciando la siembra en los primeros días de mayo, específicamente el tres de mayo, día conocido como Día de La Cruz, por creencia y constante suceso; se decía que las temporada de invierno iniciaba en ese día.

La siembra la realizaban los trabajadores con sus respectivos hijos; a cada uno se le daba su propio bucul en donde mezclaban maíz criollo, maíz majoco, frijol pocajul, frijol enredador, frijol perome, semillas de ayote cometa y semilla de chilacayote.

 

Durante la siembra se realizaban las actividades agrícolas pertinentes y los hijos mayores de la familia eran los responsables de llevar almuerzo a los trabajadores después del horario de clases.

Al llegar a casa su madre, Alicia Romero, les esperaba con su almuerzo y al terminar les entregaba una bolsa de pita llena de tortillas, una olla llena de frijoles, unos pequeños trastos con crema y queso, y un ultimo trasto con un buen puño de sal, ya que como decía el trabajador de nombre Baltazar, “la sal es el queso de los pobres” .

Para complementar el almuerzo añadían un buen puñado de sal y una buena cantidad de chiles chiltepes que cosechaban en la finca.

Toda la cosecha, ya sea de los diferentes tipos de maíz, frijol, o ayote producidos en la finca eran destinados para la alimentación, una parte para los trabajadores y la otra para la familia dueña de la finca. Actualmente esta área donde se cultivaba es un área de bosque para la conservación del ambiente.

La finca se encontraba dividida por lotes, y los que iniciaron con el cultivo de café fueron los lotes el Piedrín y el Guamal, como los había nombrado Don Ismael. Estos lotes en sus inicios se encontraban cultivados con café arábigo y café maragogipe, este último no muy popular por ser un árbol de muy poca producción, sin embargo, don Ismael lo utilizaba como adorno y para dar un mejor sabor a la taza del café de consumo familiar.

En la década de los años setenta, la enfermedad de la roya del cafeto se comienza a hacer notoria en Olopa, por lo que Don Ismael se vio obligado a reemplazar su cultivo de café arábigo por cultivos de porte bajo; como lo son las variedades Caturra y Catuaí. Con el correr de los años su interés se inclinó por la variedad Catuaí, debido a su calidad de taza y su resistencia al no desprendimiento del grano a consecuencia de las lluvias.

Variedad que persistió por muchos años hasta la llegada nuevamente de la roya del cafeto, la cual afecto severamente el cultivo. Como parte de las actividades, se realizaba un manejo preventivo a esta enfermedad; hasta que llegó el momento en que las plantaciones ya no resistieron debido a la edad de los cafetales, los cuales se calcula que tenían una edad de aproximadamente treinta a cuarenta años. En la actualidad estas áreas se encuentran renovadas con la variedad ANACAFE 14, una variedad resistente a la enfermedad.

Desde sus inicios también se contaba con un área para pastoreo de ganado, específicamente el productor de leche, el cual era manejado por Don Ismael y sus hijos. Los productos obtenidos del ganado lechero eran utilizados principalmente para alimentación de la familia, los trabajadores y otra parte se destinaba para la comercialización; principalmente de leche, queso, crema y re-quesón.

En la actualidad esta área se conoce como “El Hospital”, acá se pastorea los animales que necesita ser recuperados por diversas molestias que estos presenten, ya que es un área que se encuentra relativamente cerca del casco de la finca.

Conservar el ambiente siempre ha sido primordial, por tal motivo en la finca se cuenta con la existencia de un área boscosa. Muchas personas de la aldea cercana cuentan que han visto una variedad de animales salvajes que ya no es común ver, tales como el tepezcuintle , venados, coches de monte y tigrillos, y cuentan que anteriormente se podían ver a venados jugar con el ganado en el potrero.

Perfil de Taza

Aroma: Panela

Cuerpo: Redondo

Acidez: Cítrica

Sabor: Notas a chocolate y cocoa

Post-gusto: Ligero

Conoce Finca Quebrada Seca

coffee-cup-coffee-beans-XL3CSQR2.png
Café Apolo
Logo
Enable registration in settings - general
Shopping cart